CONSIDERACIONES TEÓRICAS Y APLICACIONES PRÁCTICAS DEL ESTILO DE ENSEÑANZA DE RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS EN LA CLASE DE EDUCACIÓN FÍSICA BILINGÜE”

Resumen

La resolución de problemas es un estilo comúnmente utilizado en Educación Física. En este artículo se describen las adaptaciones necesarias para su uso en la clase de Educación Física bilingüe, así como sus ventajas y posibles problemas en su puesta en práctica.

Palabras clave

Educación Física, bilingüismo, resolución de problemas, currículum integrado, CLIL, AICLE.

1. LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS EN EDUCACIÓN FÍSICA

Según Delgado (1991), el estilo de enseñanza es la forma particular de interactuar con los alumnos que se manifiesta en las decisiones preactivas, interactivas y postactivas. Aunque otros autores como Mosston citado por Pila Teleña (1981) han preferido utilizar el término “método” cuando se refieren a este concepto.

El estilo de enseñanza de resolución de problemas está encuadrado dentro del grupo de estilos que implican cognoscitivamente al alumnado. Es un estilo divergente, es decir, para un problema son válidas muchas soluciones. Por lo tanto, este estilo es conveniente para situaciones abiertas en las que la eficacia no esté limitada a una respuesta determinada. Según Sánchez Bañuelos (2003) es adecuado para tareas abiertas o de baja organización.

imagen 1

2. LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS EN LA EDUCACIÓN FÍSICA BILINGÜE.

En general cualquier situación comunicativa que se plantea a un alumno puede ser resuelta de múltiples maneras; por ejemplo, si un estudiante quiere que le pasen el balón en un juego, puede crear múltiples mensajes que cumplan esta función, como pueden ser: “pass the ball!”, “I am here!”, “don’t be such a ball-hog”, o simplemente mover los brazos para marcar la posición. Esta posibilidad de dar múltiples respuestas a un problema y que todas ellas sean válidas es precisamente una de las características del estilo de la resolución de problemas. Por ello, el uso de este estilo es ideal para aunar la enseñanza de algún contenido de Educación Física y un determinado aspecto lingüístico que permita soluciones diferentes.

Reforzando la idea anterior, el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas aboga por un enfoque comunicativo en la enseñanza de las lenguas, en el que el estudio de una lengua se centre en la comunicación más que en la precisión gramatical. Bajo mi punto de vista, este estilo de enseñanza permite ser utilizado de forma que favorezcamos un enfoque comunicativo en el aula de Educación Física.

2.1. Consideraciones a tener en cuenta para la puesta en práctica de este estilo de enseñanza en la E.F. bilingüe.

La resolución de problemas es un estilo que presenta grandes ventajas en determinados momentos cuando se utiliza en las clases de Educación Física, pero para que resulte beneficioso debemos atender a diversos aspectos.

Al igual que en cualquier otra clase bilingüe, deberemos adaptar el vocabulario para que el problema sea comprensible por los alumnos.

Es muy importante que previamente al proceso de enseñanza-aprendizaje los alumnos sepan qué es lo que van a aprender en L2, mediante la resolución del problema, o qué capacidades lingüísticas van a mejorar.

Tenemos que tener en cuenta que la resolución del problema planteado además suponga el uso o el aprendizaje del objetivo lingüístico que nos hemos propuesto. Nuestra principal meta es el trabajo de un contenido específico de Educación Física, el contenido lingüístico es solamente una herramienta que ayuda en la consecución de un fin. Por ejemplo, podemos trabajar una actividad en la que pretendemos que los alumnos preparen una coreografía para una determinada canción utilizando unos pasos de aerobic que hemos trabajado. Para esta tarea, nuestra meta principal es que los alumnos preparen esta coreografía y consigan los objetivos propuestos. De forma paralela se trabajan algunos aspectos lingüísticos que son necesarios o ayudan a la resolución del problema, como pueden ser la traducción de las letras de la canción para poder dramatizarla, el aprendizaje de los nombres de los pasos de aerobic, el uso de adverbios de dirección o cualquier otro aspecto lingüístico que ayude a la resolución de la actividad. En resumen, se puede decir que debemos plantear un problema específico relacionado con un contenido de Educación Física y que los aspectos lingüísticos no son el objetivo, sino unas herramientas necesarias para poder resolver el problema o realizar la tarea.

En el diseño del problema que planteamos debemos tener en cuenta una serie de aspectos:

· Que la dificultad lingüística esté adaptada al nivel de los alumnos.

· Que la resolución del problema tenga asociado el uso de los elementos lingüísticos y en ningún caso que estos sean un “parche”.

· Que la dificultad del problema sea óptima. Es decir, que sea lo suficientemente fácil para que los alumnos sean autónomos en el proceso de resolución, pero lo suficientemente difícil como para que resulte un reto para el alumnado. Por otro lado, si el problema es extremadamente difícil, el proceso pude resultar frustrante.

· Que el problema se pueda resolver de diversas formas, de manera que cada alumno utilice sus propios puntos fuertes.

· Que la resolución del problema suponga el aprendizaje de “algo”, es decir, que consigan desarrollar una capacidad lingüística y de algún aspecto de la Educación Física que puedan utilizar en otras situaciones. Así cuando termine el proceso, el alumno debe tener conciencia de que ahora sabe algo que antes desconocía.

· La actividad planteada para que cumpla el objetivo lingüístico según Cummins deberá ser context embedded (dentro de un contexto) y cognitively demanding (cognitivamente demandantes), lo que significa que la actividad debe estar inmersa en un contexto. Además, debemos intentar que la actividad sea cognitivamente demandante evitando tareas repetitivas sin sentido.

Una vez diseñado el problema se deben preparar las normas y límites para la resolución. Dentro de estas reglas, además de las propias de la actividad, debemos diseñar algunas en relación a los aspectos lingüísticos:

· Definir en qué momento se puede utilizar la L1 y la L2. Por ejemplo, si se puede hablar con el profesor en L1 o L2, con los compañeros o si la producción final se hará en L1 o en L2.

· Explicar a los alumnos qué estrategias deben seguir si tienen dificultades en cualquier aspecto lingüístico. La estrategia de can y can’t explicada en el punto 2.3 resulta muy útil.

Hint (2009) indica que los alumnos asimilan mucho más el vocabulario cuando es self-nominated en lugar de teacher-nominated, es decir, que cuando en el alumno surge la necesidad de utilizar una determinada palabra que no conoce, si la aprende en este mismo momento, con más probabilidad será recordada ya que su uso ha dado respuesta a un problema. Por lo tanto, una vez diseñado el problema y las normas para su resolución, deberemos prever el léxico que los alumnos van a necesitar y las estrategias para que tengan acceso a dichas palabras. Por ejemplo, un glosario con las palabras o estructuras, o un alumno responsable que conozca el léxico, pueden ser recursos para que los alumnos puedan acceder al vocabulario en el momento adecuado.

Por último, debemos tener en cuenta que tendremos que evaluar tanto los contenidos del área de Educación Física como los contenidos lingüísticos. Si hemos integrado los aspectos lingüísticos en la area de nuestra área, la resolución del problema ya lleva asociado el uso de aspectos lingüísticos, por lo que en este caso no haría falta una evaluación diferenciada.

En resumen, el siguiente cuadro ilustra todo el proceso de diseño, puesta en práctica y evaluación de este estilo. En esta propuesta presento un proceso de los seis pasos fundamentales que, desde mi punto de vista, determinan la eficiencia del uso de este estilo.

imagen 2

imagen 3

2.2. Ventajas en la aplicación de este estilo de enseñanza en un contexto bilingüe.

El uso de este estilo de enseñanza, si se utiliza correctamente y teniendo en cuenta todos los aspectos presentados anteriormente, presenta múltiples ventajas para la educación del alumnado.

· La resolución de problemas puede ser combinada con otros estilos de enseñanza y puede ser utilizada con distintos tipos de organización (individual, grupal, etc.)

· Habitualmente, en otras áreas se realizan muchas más actividades escritas. Precisamente con el uso de este estilo de enseñanza, estamos favoreciendo el uso del lenguaje oral en L2, por lo que conseguiremos mejorar la capacidad de “listening” y “speaking” en nuestro alumnado.

· Aunque el trabajo en sí con este estilo esté basado en el lenguaje oral, permite sin ningún problema la inclusión de textos, con lo que también estaremos mejorando la capacidad lectora en L2 (“reading”).

· Como ya he indicado anteriormente, este estilo de enseñanza propicia la inclusión “self-nomitated” de vocabulario. Por ello conseguiremos un aprendizaje mucho más significativo.

· Con el uso de este estilo de enseñanza además de un vocabulario específico del área CALP (Cognitive Academic Language Proficiency) podremos propiciar en los alumnos unas habilidades útiles para la comunicación habitual BICS (Basic Interpersonal Communicative Skills).

· Otra ventaja es que el uso de los contenidos lingüísticos sirve para resolver un problema real, es decir, los alumnos perciben los aspectos lingüísticos, no como algo que hay que aprender porque sí, sino como una herramienta útil que sirve para ayudar a resolver un problema propuesto en la clase de Educación Física.

· Otro de los problemas que suelen tener el resto de áreas, es que son distantes de la vida real. A un alumno no le servirá saber si una roca es ígnea o metamórfica para relacionarse. Por otro lado, actividades como la simulación social o el juego de roles permiten al alumno desenvolverse en situaciones “pseudo-reales”, que se asemejan mucho más a lo que necesitarán en su vida habitual.

· El uso de este estilo de enseñanza es totalmente compatible con las actividades que Cummins denomina como context embedded (dentro de un contexto) y cognitively demanding (cognitivamente demandantes) que son las que propician un mejor aprendizaje de la L2.

· Al poder diseñar un problema que presente múltiples soluciones, estamos consiguiendo que cada alumno desarrolle sus propias estrategias. De esta forma atendemos a la diversidad, porque cada alumno utilizará sus puntos fuertes o sus propios intereses para resolver el problema. Por ejemplo, si tienen que diseñar una coreografía, cada grupo puede decidir la canción en inglés que quiera y organizar el trabajo de la forma que desee, de esta manera nos adaptamos a sus intereses y sus capacidades.

2.3. Posibles problemas y soluciones en la puesta en práctica de este estilo de enseñanza

Los alumnos están perdidos y no saben muy bien qué tienen que hacer y qué se espera de ellos.

Soluciones:

· Primero deberíamos asegurarnos de que hemos seguido los 6 pasos propuestos en el cuadro del proceso de resolución de problemas.

· Además, es adecuado si seguimos el principio de “clear expectations”, es decir, al iniciar la clase indicamos a los alumnos cuál es el objetivo, cómo les va a ayudar la resolución del problema a alcanzar el objetivo y a desarrollar alguna habilidad lingüística.

Los alumnos se sienten cohibidos para hablar en inglés delante de sus compañeros

Soluciones:

Lo primero que hay que saber es cuál es la causa de que se sientan avergonzados. Puede que sea por el propio carácter de los alumnos o puede que esta falta de confianza se deba a que los alumnos no tengan soltura para expresarse en L2. En cualquier caso, sería conveniente tomar algunas medidas:

· Introducir las actividades progresivamente y no exponer a los alumnos bruscamente a actividades ante el grupo.

· Tolerar el error; es decir, no sobrecorregir al alumnado ya que puede crearle inseguridad.

· Adaptar las actividades a su nivel lingüístico en L2, ya que si, por ejemplo, les pidiéramos a los alumnos que realizaran un role play sin tener la competencia lingüística suficiente, previsiblemente la actividad sería un fracaso.

Una vez comenzado el proceso los alumnos se estancan por la excesiva dificultad o se aburren porque la resolución del problema es demasiado fácil.

Soluciones

  • Debemos prever estrategias para facilitar o dificultar el proceso en función de las necesidades; por ejemplo dando pistas o guías para facilitar, o añadiendo tareas o problemas para dificultar la actividad.

Los alumnos no comprenden parte del vocabulario o no saben utilizar correctamente la L1. Lo que provoca que bien los alumnos se comuniquen continuamente en español, bien que se desmotiven con la actividad.

Soluciones:

  • Lo principal es definir en qué momentos se utilizará la L1 y la L2. Es recomendable que si los alumnos tienen que hacer una producción final, ésta sea siempre en L2.
  • Es importante que los alumnos tengan claro cuál es el procedimiento a seguir cuando tienen dudas en cualquier aspecto lingüístico durante el proceso de resolución de problemas. Una estrategia interesante es definir de antemano qué pueden y qué no pueden hacer cuando tienen una duda:

If you don’t understand something or you don’t know how to say something

You can

You can’t

Make mistakes when you speak in English

Try to say what you want using your own words or gestures

Ask another student in English

Ask your teacher in English

Keep on trying until you know what you wanted to know, or they understand what you wanted to say

Forget about it

Ask somebody for a translation

Ask another student to say it for you

Ask another student in Spanish

Ask your teacher in English

Give up when you can’t communicate with somebody

3. EJEMPLO DE ACTIVIDADES EN LAS QUE SE UTILIZA LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS Y LA ORIENTACIÓN EN EL MEDIO NATURAL.

A continuación desarrollo unas actividades encuadradas en una unidad didáctica de orientación donde previamente se ha trabajado cierto vocabulario. Puede ser apto para 1º de ESO, aunque para cursos más avanzados se puede incrementar la dificultad disminuyendo el tiempo para hacer la tarea o limitando la comunicación a L2.

3.1. Objetivos

De materia

  • Aprender a orientar el mapa y tomar consciencia de las distancias y los puntos cardinales.
  • Realizar una actividad física moderada.

Lingüísticos en L2:

  • Trabajar con los colores y las partes del parque.
  • Trabajar con los adverbios de lugar.

3.2. Actividades

Actividad 1: Learning how to use the map.

Se forman grupos de 2-3 alumnos.

El problema que se les plantea es el siguiente:

Problema primero:

“Tienes un mapa sin colores. Busca las estrategias para colorearlo siguiendo la leyenda”.

Problema segundo:

Busca los elementos que hay en la parte derecha del folio y señálalos en el mapa”.

Se dará un tiempo determinado para cada problema y al terminar la actividad se premiará a la pareja que tenga el mapa más completo, a la que haya sido más rápida y a la que tenga el mapa mejor presentado.

mapa 1

Ejercicio 2: Learning how to use the map II



Se forman grupos de 2-3 alumnos

Se plantean una serie de preguntas que solamente pueden ser respondidas si se acude a un punto en concreto del mapa. Cada pregunta puede tener muchas respuestas válidas.

Se les da un determinado tiempo a los alumnos para que puedan responder las preguntas.

A continuación se intercambian los mapas y se corrigen en común todas las respuestas.

Al terminar la actividad se premiará a la pareja que tenga el mapa más completo, a la que haya sido más rápida y a la que tenga el mapa mejor presentado.

mapa 2

4. BIBLIOGRAFÍA

Delgado, M.A. (1991). "Hacia una clarificación conceptual de los términos didácticos de la Educación Física y el Deporte". Revista de Educación Física. Renovación de la Teoría y la Práctica. Nº 40. Número especial.

Pila Teleña, A. (1981). Educación Físico-deportiva. Madrid. Augusto Pila Teleña.

Orientaciones Metodológicas para áreas no lingüísticas (2006). Consejería de Educación, Junta de Andalucía.

Wong H. K. (2005). How to be an effective teacher the first day of school. Harry K. Wong Publicantions, Inc. Mountain View, California.

Sicilia y Delgado (2002). Educación física y estilos de enseñanza. Editorial Inde.

Cummins, J. (1979). “Cognitive/academic language proficiency, linguistic interdependence, the optimum age question and some other matters”. Working Papers on Bilingualism, No. 19, 121-129.

Sánchez Bañuelos (2003). Didáctica de la Educación Física. Editorial Prentice may.

Autoría

§ Nombre y Apellidos: Eliseo Fernández Barrionuevo

§ Centro, localidad, provincia: I.E.S. Escultor Sánchez Mesa, Otura, Granada.

§ E-mail: eliseofb@hotmail.com

Última modificación: lunes, 24 de enero de 2011, 19:17